5 películas de bienes raíces que tienes que ver si quieres vender una casa

¿No sabes qué más hacer esta cuarentena? Aquí te sugerimos algunas películas de bienes raíces que te ayudarán ser un mejor asesor inmobiliario.

Actualmente, con la pandemia mundial del coronavirus, muchos nos encontramos en cuarentena y estamos buscando actividades para realizar en nuestras casas.

Una opción es utilizar el tiempo para consumir contenido que nos ayude a crecer profesionalmente o a desarrollar ciertas habilidades. Puede ser que hayas pensado en usar este tiempo para saber cómo ser el mejor asesor inmobiliario o cómo aumentar tus ventas, pero si eres propietario de un inmueble y quieres venderlo, tal vez estés pensando en aprender algunas habilidades para poder vender tu casa.

Cualquiera que sea tu caso, una forma de aprender divertida y amena es a través de películas. Vivanuncios, el portal inmobiliario de eBay, nos compartió cinco películas sobre bienes raíces que además de hacerte pasar un buen rato, te enseñarán algunos conceptos y procesos relacionados con el mundo inmobiliario. ¡Toma nota!

La gran apuesta

Este filme se estrenó en el 2016 y ganó el Oscar por guion mejor adaptado. Protagonizada por Christian Bale, Ryan Gosling, Brad Pitt y Steve Carell, esta comedia dramática se basa en la crisis económica que vivió Estados Unidos la década pasada, en el 2008. Los cuatro personajes predicen dicha crisis económica a partir de lo que observan en la crisis inmobiliaria.

Con esta película, además de pasar un buen rato, podrás aprender varios términos financieros así como entender un poco más el papel que juega el sector inmobiliario y las instituciones en la economía. Actualmente puedes disfrutar de esta película de bienes raíces en plataformas de streaming como Netflix.

Sólo un sueño

Este drama estadounidense se estrenó en 2008 y es protagonizado por Leonardo DiCaprio y Kate Winslet, a quien le dio el Globo de Oro en 2009 como mejor actriz.

Esta película relata la historia de un matrimonio que atraviesa diferentes crisis y problemas, haciéndolos pasar por diferentes cambios en su relación y vida personal. Sin embargo, hay un papel que te puede interesar y es el de Helen Givings, su amiga y agente inmobiliario, quien interviene y asesora en la compra de la casa de la pareja y posteriormente en la venta de mismo inmueble, dos etapas muy diferentes de un cliente.

Ático sin ascensor

Los asombrosos Diane Keaton y Morgan Freeman protagonizan esta divertida comedia romántica estrenada en 2014, en donde una pareja de la tercera edad debe decidir vender el departamento que compraron 40 años atrás, que ahora vale más gracias a la popularidad que ganó el barrio, y emprender la aventura de continuar su vida juntos en un nuevo hogar.

En esta película se palpa como la ubicación de un inmueble puede intervenir en su plusvalía. También podrás ver a la pareja ser asesorados por su agente inmobiliario, quien los acompaña en el open house y gestiona las ofertas de diferentes clientes.

Esta casa es una ruina

Esta comedia de 1986, protagonizada por Tom Hanks y Shelley Long, cuenta la historia de una joven pareja que necesita abandonar el departamento en el que viven y conseguir un nuevo lugar para mudarse. Por sorpresa para ambos, encuentran una gran mansión a un precio increíblemente bajo, por lo cual deciden adquirirla. Sin embargo, descubren que la casa está prácticamente destruida y remodelarla les saldrá muy caro.

Este es un buen filme para entender los vicios ocultos y la importancia de ser asesorados por un profesional certificado al momento de hacer una inversión tan importante como la adquisición de un inmueble.

American Beauty

En 1999 se estrenó esta clásica película (no recomendada para menores de edad) protagonizada por Kevin Spacey, ejecutivo de publicidad, y Annette Bening, una agente inmobiliario. A lo largo de este filme se muestra la tragicomedia de una familia que aparenta lo que no es, y detrás de la fachada que han construido se ven enredados en un sinfín de hechos que cambiarán sus vidas para siempre.

En esta película no sólo aprenderás la famosa frase de la protagonista, “Mi compañía vende una imagen y es parte de mi trabajo vivir esa imagen”, una posible enseñanza de branding, sino que podrás ver cómo puede llegar a ser la competencia entre agencias inmobiliarias y lo difícil que es vender una casa, especialmente a clientes especiales.

No tienes permiso para registrarte
Abrir chat